El derecho a los cuidados es una obligación, no un reto

El derecho a los cuidados es una obligación, no un reto

“La incorporación del sistema de cuidados significa un cambio de paradigma”, Alvaro Velarca, Secretario General de la CISS

 

Ciudad de México a 7 de septiembre de 2022.- Con el Panel V: Retos de la seguridad social. El trabajo de cuidados, la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) cierra la Semana de Conmemoración por sus 80 años, reconociendo que el derecho a los cuidados es una obligación y no un reto de los Estados nacionales.

El Secretario del General de la CISS, Alvaro Velarca, indicó que el trabajo de cuidados constituye una nueva forma de entender a la seguridad social y que significa un cambio de paradigma que necesita un debate regional que requiere de todas las voces.

Laura Pautassi, investigadora principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y del Instituto de Investigaciones Jurídicas y Sociales Ambrosio L. Gioja de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, fue la encargada de impartir la conferencia magistral, donde indicó que la división sexual del trabajo y la naturalización de la capacidad de las mujeres para cuidar son factores que incluyen en la organización social del cuidado.

“El cuidado es un derecho humano ya que es un concepto de vida digna, que habilita obligaciones positivas y negativas a los Estados, para los cuales es una obligación, no un reto; pues inclusive, en regulaciones normativas de derecho civil, laboral, de la seguridad social y tributario se encuentra presente, aunque no lo llaman como tal”, dijo.

Nadine Gasman, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), declaró que el sistema de cuidados es una demanda del feminismo desde hace años, que busca reconocer el trabajo de cuidados como un trabajo y dejar de invisibilizarlo.

“La propuesta de México es la creación del Sistema Nacional de Cuidados (SNC), el cual debe ser parte del sistema de protección social, y ser un pilar más que fortalecerá los servicios de cuidados, generará un crecimiento económico, además de paz, seguridad y disminución de la violencia”, aseguró.

En su oportunidad, Teresa Guerra, Representante de ONU Mujeres, expresó que se debe poner al cuidado en el centro del debate, que sea reconocido y que sirva para la sostenibilidad del planeta. Además, debe dejarse de colocar a las mujeres como las únicas responsables de los cuidados, excluyéndolas del mundo laboral remunerado.

Karina Batthyány, Secretaria Ejecutiva del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), manifestó que la realidad que vivimos de discriminación y desigualdades en el campo de las pensiones es resultado de decisiones políticas, de una forma particular de distribuir los recursos y la división sexual del trabajo.

“Las mujeres hemos sido y somos las encargadas principales del trabajo de cuidado en el hogar y esta carga desproporcionada explica las desventajas en el ciclo de vida en todas las etapas. Los sistemas de seguridad social han excluido los cuidados de la protección social que éstos pueden proveer, bajo una mirada androcéntrica que no reconoce el valor del trabajo de las mujeres”, explicó.

Como parte de las experiencias de algunos países en el tema, Virginia Marlen García Reyes, Directora General del Instituto Nacional de Seguridad Social de Cuba (INASS), indicó que en aquel país se ha establecido el proyecto, “Trabajo no remunerado”, que tiene el objetivo de contribuir a la distribución equitativa del trabajo no remunerado dentro de las familias y en la sociedad, y busca reconocer su valor.

“Las acciones son crear las bases para un Sistema Nacional de Cuidado Integral de la vida, construir un sistema de indicadores para la captación de las estadísticas sobre el trabajo no remunerado, realizar un estudio que levante datos, entre otros”, señaló.

Kenia Mariana Ramírez, Subdirectora General Encargada del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), informó que en 2015 se creó la afiliación Trabajo no remunerado del hogar (TNRH), dirigida a todas las personas que ejercen tareas de cuidado en el hogar, proveyendo de beneficios de seguridad social.

Finalmente, José Adolfo Flamenco, presidente de la Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), reconoció que en el país centroamericano no se ha considerado los aportes para las labores no remuneradas, lo cual obliga a tomar conciencia de su inclusión.

“Es hasta cuando se requiere el trabajo de cuidados cuando se valora y cuantifica la labor no remunerada, por lo que será un desafío poner en el debate este trabajo y su visibilización”, aseguró.

Sobre la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS)

Fundada en 1942, la es un organismo internacional técnico y especializado, que tiene el objetivo de fomentar el desarrollo de la protección y seguridad social en América. Está integrada por 83 miembros de 36 países del continente americano.

Entre los temas en los que se especializa la CISS están: migración y seguridad social; brechas de género en materia de seguridad social; el futuro del trabajo y la precarización laboral; poblaciones laboralmente marginadas; manejo de desastres en instituciones de seguridad social; diseños institucionales para universalizar la seguridad social; diseños institucionales para la reforma de los sistemas de pensiones; seguridad social y salud mental; prevención de riesgos y salud en el trabajo y gestión de instituciones de seguridad social.