En el contexto global de la pandemia por la COVID-19, el papel de la CISS cobra especial relevancia para coadyuvar a la resiliencia de la región a través de la implementación de canales de comunicación y trabajo en equipo, en materia de seguridad social.

La pandemia, lejos de desmoralizar los trabajos de cooperación de la Conferencia, ha avivado la participación de esta con otras entidades a nivel interno e internacional, lo que a su vez ha llevado a la CISS a dejar perfectamente claras sus consideraciones respecto a la necesidad de continuar ampliando los lazos de cooperación, multilateralismo y trabajo conjunto, si es que se busca superar la infortunada situación global y los retos que la seguridad y protección sociales enfrentan más allá de la pandemia.

En ese tenor, los procesos de vinculación y cooperación de la Conferencia, gestionados por la Secretaría General y el CIESS, tienen por objeto ayudar a superar las condiciones impuestas por la emergencia sanitaria al contribuir a la discusión sobre la sostenibilidad, inclusión y mejoramiento de los modelos de protección y seguridad social en la región.

Por otro lado, la CISS se encuentra inmersa en un proceso que busca recuperar su identidad y regresar a lo que un día fue para la seguridad social del continente: sí, un lugar de encuentro de sus miembros o un centro de capacitación para los funcionarios de estos, pero también la promotora de herramientas y políticas públicas para el desarrollo de la protección social de las poblaciones vulnerables de América.

El objetivo de la Secretaría General es afianzar el liderazgo de la CISS para situarla como referente internacional sobre protección y seguridad social, por medio de la cooperación internacional, asistencia técnica y generación de conocimiento.

En este sentido, es importante resaltar la importancia de fungir como un agente de cambio para la región al invertir en investigación y profesionalización, a fin de dotar a la membresía con herramientas para la implementación de políticas públicas adecuadas a su realidad, particularmente en el contexto de la nueva normalidad consecuencia de la COVID-19 que nos desafía como una nueva realidad.

Así, para la Conferencia, la cooperación internacional describe aquellos esfuerzos, realizados por dos o más organizaciones o instituciones de la región, para lograr objetivos comunes cuando sus preferencias, sin ser idénticas, no son irreconciliables, lo que permite un margen de acción más amplio para la CISS y sus órganos, al no estar limitada a temas impuestos desde el interior de su organización, sino siendo flexible y receptiva respecto de las necesidades de la región.

En el caso de la CISS, esta cooperación puede manifestarse de muy diversas maneras: celebrando seminarios; ejecutando de proyectos de investigación; generando productos; acompañando a nuestros miembros con el programa de asistencias técnicas, entre otros.