Si bien lo que ocurrirá con el paso del tiempo no puede saberse con certeza, los servicios de consultoría actuarial, con herramientas matemáticas, estadísticas y financieras, dentro del marco jurídico respectivo, permiten construir en colaboración con las instituciones conjuntos de hipótesis que ayuden a generar escenarios que ofrezcan una idea lo más aproximada posible sobre la evolución de sus esquemas de beneficios en el corto, mediano y largo plazo.

Los resultados, plasmados en estudios actuariales, serán relevantes para la toma de decisiones en las políticas públicas, pues ofrecerán herramientas para establecer o ajustar parámetros, tasas de aportaciones y de inversiones, montos de beneficios, condiciones de adquisición, entre otras variables, con el objetivo de garantizar la solvencia y sostenibilidad integral de las instituciones.

Éste debe ser un ejercicio continuo en todas las instituciones que trabajan a favor de la seguridad social y el bienestar, para asegurar que las promesas a las personas se cumplan en todo momento.