Organismos internacionales discuten la figura de la subcontratación

Organismos internacionales discuten la figura de la subcontratación

La Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) llevó a cabo la XX Sesión del Seminario Permanente de Bienestar en las Américas: “Reforma en materia de subcontratación en México”, para discutir y analizar los beneficios de esta reforma para la garantía de los derechos laborales y sus implicaciones para el acceso a la seguridad social, así como los desafíos para su implementación a la luz de las consideraciones del gobierno, organizaciones patronales, laborales y la academia.

En la inauguración, el Secretario General de la CISS, Álvaro Velarca, aseguró que es importante que los gobiernos fortalezcan sus legislaciones laborales para garantizar la mayor protección de derechos, al tiempo que implementen acciones para que el acceso a las prestaciones sociales no dependa de la condición laboral, pues señaló, en la mayoría de los países latinoamericanos el empleo aún es uno de los principales mecanismos de integración social y, sobre todo, de acceso a la seguridad social.

“Los abusos de la figura legal de subcontratación obstaculizan la libre sindicalización y favorecen la creación de organizaciones laborales con escasa o nula autonomía de los intereses patronales”, explicó.

Durante su participación, Norma López Castañeda, maestra en Derecho Fiscal por la Universidad Panamericana, explicó que la reforma en materia de subcontratación prohíbe la prestación de servicio de personal, contar con registro patronal por clase y contratar servicios especializados relacionados con el objetivo social o la actividad preponderante de las empresas contratantes.

“Para los trabajadores es muy importante saber quiénes los están contratando y, a su vez, para los patrones tener la certeza de que están cumpliendo con sus obligaciones en esta materia. Cabe destacar también que esta reforma no es de ninguna manera un mecanismo recaudatorio, sino que está enfocada en el respeto a los derechos humanos”, aseguró.

Reyes Sergio Paixao, del Equipo de Especialistas de la Oficina de la OIT en San José, explicó que la Recomendación 198 de esa organización sobre la subcontratación, toca asuntos como los sistemas jurídicos, la conceptualización y las categorías de trabajadores afectados por este fenómeno que requieren protección.

Paixao indicó que la Recomendación 198 tiene el objetivo de abordar las dificultades que supone la existencia de una relación de trabajo cuando no resultan claros los derechos y obligaciones respectivas de las partes interesadas, cuando se ha intentado encubrir la relación de trabajo o cuando hay insuficiencias o limitaciones en la legislación, interpretación o aplicación.

“La propuesta de la OIT recomienda dos ejes: una política nacional de protección de los trabajadores vinculados por una relación de trabajo, y la segunda: la determinación existente de una relación de trabajo a través de la promoción de métodos de orientación a los trabajadores y los empleadores, así como admitir una amplia variedad de medios de prueba de una relación de trabajo”, informó.

Kenia Aguilar Cisneros, Socia Legal del Corporativo MSN Consultores, académica activa de la Academia Mexicana de Derecho de la Seguridad Social y miembro de la Comisión Representativa ante Organismos de Seguridad Social del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (CROSS), Guadalajara, señaló que entre los retos de la reforma está una asesoría multidisciplinaria que permita facilitar el proceso de transición, tanto para segregar empresas por actividades esenciales como para la reubicación del personal en las empresas operativas que correspondan.

“Otros retos para la implementación de esta reforma son: los trabajadores en estatus de suspensión de la relación de trabajo; que las empresas replanteen su modelo de negocios, modificar su estructura de personal, y realizar ajustes necesarios en tiempos limitados”, dijo.