La CISS clausura tres días de actividades del Foro: “El Futuro de la Seguridad Social de las Américas”

La CISS clausura tres días de actividades del Foro: “El Futuro de la Seguridad Social de las Américas”

 

Necesario que sociedades garanticen acceso mínimo de seguridad social:

Álvaro Velarca

 

Después de 3 días de actividades del Foro “El Futuro de la Seguridad Social en América”, el Secretario General de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS), Álvaro Velarca, aseguró que todas las sociedades deben garantizar a cada uno de sus miembros el acceso efectivo mínimo de seguridad social.

“A lo largo de estas tres jornadas hemos participado de ponencias del más alto nivel, orientadas a analizar temas tan diversos como el futuro de la atención a la salud en el continente, la relación de la seguridad social con el mercado laboral, con los cambios demográficos, los movimientos migratorios y la sostenibilidad de los sistemas de seguridad social”, explicó.

El Secretario General explicó que, respecto a la atención a la salud, quedó clara la importancia de que los sistemas sanitarios respondan a las necesidades particulares de las sociedades que buscan atender. En cuanto a la condición laboral de las personas, dijo que ésta no debe ser un factor que las excluya de la seguridad social, especialmente, en países que tienen un mercado laboral altamente informal, por lo que porciones importantes de la sociedad terminan excluidas del disfrute de su derecho humano a la seguridad social.

En lo concerniente al envejecimiento, acotó que el verdadero problema es el diseño de las instituciones de seguridad social, que pueden dejar desprotegidas a las personas en su vejez, por ello se urgió a adaptar las instituciones para enfrentar el envejecimiento de las poblaciones americanas en las siguientes décadas y a conseguir que las economías generen mayor valor para poder redistribuir los ingresos.

En tanto a la creación de sistemas de cuidado, señaló que, no sólo generaría beneficios para proteger a las personas en situación de dependencia, sino que tendría también efectos positivos en la distribución del trabajo de cuidados, que tradicionalmente se ha asignado de manera no remunerada a las mujeres.

“Respecto a la garantía del derecho a la seguridad social para las personas migrantes, se coincidió en la importancia de ratificar los instrumentos jurídicos internacionales en materia de derechos humanos, que establecen garantías para este grupo, pero también en la pertinencia de cambios legales y administrativos nacionales que faciliten el acceso a las prestaciones”, indicó.

Esta última sesión, contó con la presencia de José Nabor Cruz Marcelo, Secretario General del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval); Juan Carlos Ledesma Coordinador de Atención Integral a la Salud de la Unidad del Programa IMSS Bienestar y Daisy Corrales Díaz, Directora del Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social (CIESS).

El Foro, organizado por la CISS, la Alianza Global para la Protección Social Universal para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (USP2030) y el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), concluyó con la Conferencia Magistral: “El futuro de la seguridad social en el continente americano”, impartida por Vinicius Pinheiro, Director Regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe.

En su oportunidad, Vinicius Pinheiro reconoció que la pandemia deja como legado un retroceso de dos décadas en términos de indicadores sociales. América Latina y el Caribe ha sido la región más golpeada por la crisis sanitaria, pues 49 millones de empleos desaparecieron del mapa y el nivel de ocupación bajó 6 puntos porcentuales.

“A pesar de los esfuerzos en la región de ampliar la cobertura de la seguridad social, la pandemia y la tecnología modificaron las formas de trabajo sin cobertura, dejando a la población vulnerable. Los países de la región adoptaron diversas medidas básicas para enfrentar la pandemia, desde la adopción del modelo digital, hasta la atención remota en medio de la contingencia, sin embargo, esas medidas son un primer paso, hacia la universalidad de un sistema que será sostenible”, explicó Pinheiro.

Finalmente, el Director Regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe señaló que se deben reconstruir los sistemas de seguridad social a fin de estar más preparados para otras crisis, fortaleciendo los pisos de la seguridad social, localizando la atención en la población infantil y los hogares vulnerables, expandiendo la atención al desempleo, haciendo sustentables los sistemas, los programas contributivos y no contributivos.