Seguridad social del continente

Seguridad social del continente

Bono Anses: El gobierno estudia transformar el “Ingreso Familiar de Emergencia” en un nuevo “Programa de Empleo” (Infobae) Argentina Mientras transfiere los aproximadamente $ 80.000 millones al sistema bancario que demandará el pago de la tercera cuota del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el principal programa del gobierno para atenuar los efectos de la crisis económica a raíz del coronavirus en los segmentos más pobres de la Argentina, la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) encabeza, dentro del Gabinete socio-económico, un grupo de Trabajo para transformar el subsidio, que alcanza a poco menos de 9 millones de familias argentinas, en un nuevo “Programa de Empleo”.

Cafiero confirma que las jubilaciones aumentarán por decreto “por encima de la inflación” (Telam) Argentina El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó hoy que el Gobierno dará un aumento en septiembre próximo a las jubilaciones a través de un decreto, y agregó que los incrementos a este sector “fueron siempre por encima de la inflación”. “Cuánto va a ser el aumento todavía se está definiendo. Va a ser por decreto porque todavía no hemos llegado a determinar una fórmula con la comisión en la Cámara de Diputados”, señaló Cafiero en declaraciones a La Red.

Fondo de pensionistas perdería otros 25 mil millones de soles (Expreso) Perú El dictamen que plantea que los afiliados a las AFP que no hayan aportado por más de 12 meses continuos puedan retirar la totalidad de sus ahorros previsionales, afectaría gravemente al fondo de los pensionistas peruanos, señala Prima AFP. Saldrían del fondo de pensiones entre 20,000 y 25,000 millones de soles adicionales a los más de 20,000 millones que ya salieron, dijo.

“El retiro de los ahorros en los fondos por pandemia afectará el monto de las pensiones” (La República) Chile Tener una mesada pensional para el momento de su retiro es tal vez uno de esos sueños que ya pocos tienen. La realidad en América Latina es que la informalidad ha llevado a que no se cotice en los sistemas de pensiones y que al final de su vida laboral las personas vivan de la renta de inmuebles, del rebusque o en el peor de los casos esperando un subsidio. Hoy, países como Perú, Chile, México y Colombia plantean propuestas de cambio a sus sistemas pensionales y en algunos casos se han tomado decisiones que no son saludables para las finanzas públicas ni personales.

Federación Internacional de AFP advierte que futuro de la región es desalentador por impacto de la pandemia y del retiro de ahorros (Diario Financiero) Chile Tener una pensión suficiente para el momento de la jubilación es tal vez uno de esos sueños que ya pocos tienen. La realidad en América Latina es que la informalidad ha llevado a que no se cotice en los sistemas de pensiones y que al final de su vida laboral, las personas vivan de la renta de inmuebles o en el peor de los casos esperando un subsidio.

Gobierno nacional busca consolidar la reforma pensional de aquí a 2022: estas serían sus bases (Actualícese) Colombia El 4 de agosto de 2020, el presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró en un diálogo virtual con los directores de los principales medios económicos de la región, agrupados en la Alianza Ripe, que la primera gran reforma de protección a la vejez comienza por una formalización del mercado laboral. Mayor formalización del mercado laboral. En Colombia, uno de cada cuatro mayores de 65 años tiene pensión, por lo que es necesario un proceso de formalización e inclusión para aumentar la base de cotizantes; de lo contrario, la presión fiscal en 20 años sería muy grande, cuando los adultos mayores se hayan triplicado de 5 a 15 millones, según explicó el presidente Duque.

Nuevas medidas en la capital cubana: cumplir, para vivir (Granma) Cuba Cuba se encuentra ahora mismo ante una situación compleja que involucra a todo su pueblo, ese que a través de la historia ha sabido salir airoso ante cada circunstancia por adversa que sea, y que en el actual momento también debe pertrecharse de ese legado moral para sobreponerse a la realidad planteada, que exige, en defensa de la vida, cumplir rigurosamente con todas las medidas sanitarias. Así de claro. Por tanto, ahora nos toca a nosotros, como ciudadanos de este país, respetar lo dispuesto para impedir, que persistan expresiones contrarias a tan sagrada demanda colectiva por nuestra seguridad.

“De 100 personas que trabajan, solo 16 reciben ingresos mayores a USD 400” (Primicias) Ecuador Ecuador ya sabe que un millón de personas pasaron al desempleo desde el inicio de la emergencia sanitaria. Así lo difundió el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC) el 8 de agosto de 2020. “Esta cifra es tres veces mayor de lo que previamente se difundía”, explica Roberto Castillo, exdirector del instituto. Él se refiere a las 270.000 desvinculaciones del Seguro Social, que se reportó a mediados de junio.

El Salvador pierde 79.900 empleos en pandemia de COVID-19, según medio local (Columbia) El Salvador El Salvador registró en junio pasado la pérdida de más de 14.000 empleos formales, con lo que suman unos 79.900 puestos de trabajo cerrados en medio de la pandemia de la COVID-19, según una publicación de este lunes del medio local La Prensa Gráfica. El periódico señaló que el Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) “registró en junio una reducción de cotizantes por cuarto mes consecutivo”, con lo que se perdieron 14.169 empleos y “la caída acumulada desde febrero es de 79.900”.

Hay que definir cuánta desigualdad estamos dispuestos a tolerar (El País) Uruguay Para Verónica Amarante, directora de Cepal en Montevideo, Uruguay se debe un debate sobre qué nivel de desigualdad estamos dispuestos a tolerar y qué políticas redistributivas está dispuesto a aplicar. Ese debate debe ser informado, considerando los ingresos de la población más vulnerable y los niveles de redistribución que estamos alcanzando ahora. En cuanto a la cuantía de las transferencias que se implementaron en la crisis sanitaria en relación con el PIB, que muestra a Uruguay a la cola de la región, entiende que cualquier comparación debe tomar en cuenta aspectos como el punto de partida, donde Uruguay tiene una ventaja relativa sobre la mayoría de los países latinoamericanos, por la relativa solidez de su sistema de protección social.