Gobierno mexicano debe aclarar detalles de operación del INSABI

Ante la información que circula sobre la supuesta desprotección de pacientes que acuden a establecimientos del tercer nivel de atención, es necesario que el Gobierno mexicano y las autoridades del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) aclaren los detalles de la operación que inició desde el 1 de enero del año en curso, con fundamento en los cambios a la Ley General de Salud y a la Ley de los Institutos Nacionales de Salud publicados en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre de 2019.

Si bien la información vertida por las autoridades a cargo del INSABI y las modificaciones a la Ley indican que las personas recibirán servicios médicos sin restricciones ni cuotas, aún quedan muchas incógnitas sobre los detalles del funcionamiento del INSABI y su coordinación con el resto del sistema público de salud, las cuales deben atenderse a la brevedad por las autoridades correspondientes.

Según el artículo 77 bis 1 de dicha Ley, el objetivo principal del INSABI es brindar servicios de salud gratuitos y de calidad a todas las personas que se encuentren en el país y no cuenten con seguridad social, específicamente en los dos primeros niveles de atención, y con criterios de universalidad, igualdad e inclusión. Asimismo, brindará los medicamentos e insumos médicos necesarios para la atención de su población objetivo.

Aunque las modificaciones a la Ley General de Salud no mencionan el tercer nivel de atención de manera explícita, el artículo 77 bis 29 establece la creación de un Fondo de Salud para el Bienestar para atender enfermedades que representen gastos catastróficos, con la intención de proteger a pacientes y sus familias del riesgo de empobrecimiento. Esta condición no podrá cumplirse en caso de exponer a la población al cobro de cuotas de recuperación en los institutos nacionales y otros establecimientos federales que ofrecen atención en el tercer nivel, como parece ser el caso según lo expresado en el Comunicado 006 de la Secretaría de Salud, publicado el pasado 7 de enero, ante los extrañamientos referidos por usuarias y usuarios del sistema, así como diversos actores públicos.

En el artículo transitorio décimo primero de la reforma a la Ley General de Salud se establece que las personas con afiliación vigente al Sistema de Protección Social en Salud, ahora extinto, continuarán con el pleno goce de los derechos que les correspondan a la entrada en vigor de las modificaciones legales, sin embargo, no queda claro por cuánto tiempo, ni bajo qué esquema se les brindará la protección en salud, especialmente, si se tiene en cuenta que la afiliación al Seguro Popular requería de una renovación por parte de las personas beneficiarias al término de la vigencia de sus pólizas. Lo aquí descrito es grave y preocupante cuando el objetivo a largo plazo es la construcción de un sistema de salud integral, que no deje a nadie atrás y garantice igualdad de condiciones en el disfrute del derecho a la protección de la salud de toda la población. Más grave aún es la latente y potencial desprotección de las personas que no contaban con afiliación al Seguro Popular al finalizar 2019.

Las personas excluidas de la seguridad social y que recurren al sistema público para recibir servicios de salud se encuentran mayoritariamente en los menores niveles de ingreso, por lo que el pago de cuotas de recuperación puede ocasionar gastos empobrecedores y barreras al acceso efectivo.

La Secretaría General de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social considera que el Gobierno de México debe garantizar el mismo nivel de protección a la salud a todas las personas, indistintamente de su condición laboral, género, edad o condición socioeconómica.

En ese contexto, los 180 días de plazo para la generación de las reglas de operación del INSABI son vitales, por lo que es necesario incluir en su elaboración la perspectiva de pacientes, operadores, académicos y especialistas con miras a obtener un Instituto que funcione correctamente y que no limite, obstaculice o merme el bienestar de la población para la cual fue creado.

Compartir ahora