Aumentar edad de retiro no garantiza aumento de semanas cotizadas_

Los argumentos de la Secretaría de Hacienda y la Coparmex para incrementar la edad de retiro no consideran dos cuestiones fundamentales: la rotación de los mercados de trabajo y los estrictos requisitos para acceder a una pensión.

Lo anterior, a propósito de las declaraciones realizadas en la Cuarta Convención Nacional de Afores por Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), del Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y de Bernardo González, presidente de AMAFORE sobre incrementar la edad de jubilación y las contribuciones.

México, como otros países de la región, tiene un problema endémico en sus mercados de trabajo, ocasionando que los trabajadores entren y salgan del mercado formal, y por ello, tengan bajas semanas de cotización, situación que afecta especialmente a las personas de menores ingresos.

Por su parte, sobre los estrictos requisitos para acceder a una pensión, las personas que opten por una pensión debe sumar un mínimo de 1,250 semanas cotizadas. Es decir, cumplir poco más de 24 años en el mercado formal para comprar una pensión a compañías aseguradoras. En México, la densidad de cotización es, en promedio, del 43% (equivalente a 17 años cotizados) en promedio, es decir, siete años menos del tiempo obligatorio.

Por lo anterior, con una alta rotación en los mercados de trabajo y con los requisitos legales para la jubilación, incrementar la edad no asegura un ascenso en la misma proporción de las semanas cotizadas. Simplemente hará que nuestros adultos mayores estén atados a un trabajo por más tiempo sin derecho a una jubilación digna.

Las reglas actuales dictan que sin cumplir las semanas mínimas, se tendrá el ahorro de vuelta, como si jamás se hubiese cotizado para una pensión.

Recordemos que en días pasados el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que durante su sexenio no se modificaría la edad de jubilación.

Compartir ahora