Etiquetado de alimentos es indispensable para garantizar bienestar

La Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) aplaude el dictamen aprobado en el Congreso mexicano para implementar un etiquetado sencillo y frontal. La adopción de buenas prácticas con resultados comprobados en la región americana representa un paso hacia adelante en la procuración de la salud y el bienestar de la población, y da muestra de la vocación del gobierno federal por atacar de manera directa el problema del sobrepeso y la obesidad.

Por ello, exhortamos al Senado de la República a acelerar el proceso legislativo para que la iniciativa se convierta en ley. No se puede concebir el bienestar sin una alimentación sana y nutritiva, y por ello, en la CISS celebramos este histórico logro para el sistema de salud mexicano.

Como parte de un proceso de adecuación a las regulaciones internacionales y de un combate frontal del nuevo gobierno federal al consumo de productos nocivos para la salud, la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley General de Salud para establecer etiquetas que incluyan información nutrimental veraz, visible y de fácil comprensión, así como programas que promuevan la alimentación nutritiva y reduzcan la malnutrición. Lo anterior, pese a las presiones mediáticas contra esta iniciativa ejercidas por empresas como Bimbo, Coca-Cola Femsa, Kellogg’, entre otras.

El dictamen aprobado señala que la información nutrimental de los productos deberá aparecer en la parte frontal, junto con la advertencia en caso de que los productos exceden los límites máximos de contenido energético, azúcares añadidos, grasas y sodio añadido, de manera separada e independiente a la tabla de ingredientes e información nutricional de la parte posterior.

Cabe mencionar que México ha carecido de una política regulatoria en materia de salud pública que combata el comercio indiscriminado de productos chatarra y dote de mayor información a la población sobre el consumo de alimentos y bebidas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino (Ensanut MC) 2016, el sobrepeso y la obesidad afectan a 7 de cada 10 adultos.

En 2015, como parte de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, entró en vigor una medida regulatoria de etiquetado conocida como “Guías Diarias de Alimentación” o GDA, basada en el sistema europeo, que indican la cantidad y el porcentaje de grasa saturada, otras grasas, azúcares totales, sodio y energía (en kcal) por el contenido total del envase, y por porción.

Sin embargo, un evaluación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) arrojó que el etiquetado GDA mostró gran dificultad para ser adecuadamente comprendido. Además, el UK Health Forum identificó una serie de conflictos de interés presentes en el proceso de normar el etiquetado GDA en México, entre los que se destacan el hecho de que no hubo consultas a expertos académicos ni evidencia científica suficiente antes de su implementación.

En el mismo periodo en el que México implementó el GDA, en países como Chile, Perú y Canadá, entró en vigor el llamado “etiquetado de advertencia”, arrojando muy buenos resultados. Este sistema informa de forma simple al consumidor sobre el contenido excesivo de energía, nutrimentos e ingredientes en los alimentos, cuyo consumo excesivo se asocia con varias ECNT. Por su adecuada recepción, la Organización Panamericana de la Salud ha adoptado este tipo de sistema como mejor práctica y propone su adopción en toda la región.

Compartir ahora