Compras de medicinas por SHCP poco sirven si no se hacen con asesoría de expertos: Gibrán Ramírez Reyes

Gibrán Ramírez Reyes, Secretario General de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, aseguró que la compra de medicinas desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), debe hacerse bajo la asesoría de expertos en salud o al menos de quienes conozcan las necesidades del sector.

“De nada sirve que se compren medicinas a buen precio desde la SHCP si antes no se contemplan los costos logísticos, la capacidad de distribución, los vehículos disponibles, entre otras especificaciones, que se supone asumiría el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que constituirán un gasto excesivo”, explicó.

En entrevista, Ramírez Reyes esgrimió que las consecuencias de no modificar esta tendencia podrían ser similares a la situación de los libros de texto, en la que se retrasaron las licitaciones y no habrá libros en tiempo y forma. “En el caso de los medicamentos será mucho más grave que los derechohabientes no cuenten con ellos”, dijo.

Respecto a los recortes de personal en el sector, el Secretario General de la CISS señaló que actualmente hay una política de cortar plazas por estatus administrativo, especialmente las plazas de honorarios, que en muchos casos realizan trabajos especializados y con labores sustantivas.

“Si se quiere fijar una meta de recorte, sería más sensato señalarla y hacerla saber a cada titular de dependencia, y que cada uno decida dónde y cómo aplicarla evaluando cada caso”, dijo.

El Secretario General de la CISS indicó que la informalidad ha aumentado en México hasta llegar al 56%, dejando a más de la mitad de los mexicanos fuera del esquema de seguridad social, y especialmente de los servicios de salud. 

“Lo anterior es el resultado de una larga crisis derivada de los regímenes neoliberales en su conjunto, y de la corrupción, que ya está siendo atacada por el Presidente, y que presenta retos en términos de cobertura y calidad en los servicios”, explicó.

Finalmente, respecto a las declaraciones de Mikel Arreola, ex director del IMSS en la pasada administración federal, sobre la entrega de un instituto con superávit y con finanzas sanas, Ramírez Reyes aseguró que “se trató de un fracaso pues en ese período se dejó de pensar en el gasto para las personas y se dio prioridad al equilibrio presupuestal”.

Compartir ahora